Archive for the ‘redes sociales’ Category

¿A qué edad es conveniente empezar a usar una red social?

ImageMuchos papás nos preguntamos ante la insistencia de nuestros hijos por abrir una cuenta de facebook, hi5, twitter u otra red social, a qué edad es conveniente que nuestros hijos puedan acceder a ellas. Y no es una respuesta sencilla. Algunas redes como Facebook permiten el ingreso a la red desde los 14 años, otras requieren la mayoría legal (18 a 21 años generalmente) y dependerá de cada país o región. Si tomamos en cuenta que el 71% de los adolescentes entre 14 y 17 años utiliza redes sociales, como padres nos encontramos ante una encrucijada que se vuelve muy difícil de atajar.

Para poder entender mejor las consecunencias, primero entendamos cómo funciona una red social.

Las redes sociales son, al final del día, medios de comunicación. A diferencia de otros medios como la TV, que son medios unidireccionales (es decir, la información fluye del emisor al receptor), o bidireccionales (como el teléfono, la información se comparte en ambos puntos pero sólo entre dos emisores-receptores) las redes sociales son medios multidireccionales, y lo más importante, virales. Todo lo que pongas en tu muro de red social se puede esparcir, de acuerdo a lo que el usuario elija en principio, a una lista limitada, a una red de amigos completa o bien ser público (cualquier persona puede verlo). Incluso, si tu limitas una publicación a una red cercana de amigos, estos pueden reenviarlo (retwit, re-publicación en facebook) a otros amigos y estos a su vez pueden mandarlo a otros ad-infinitum, por lo que una publicación puede esparcirse por días, meses o incluso años, a nuestros amigos, conocidos, o personas que ni conocemos y ni pensamos, en lugares del planeta inimaginables.

El asunto aquí es que esto puede pasar, ya sea por una publicación excelente o una idea ingeniosa… o por una fotografía indecorosa o un arrebato, y aquí es donde la cosa empieza a pintar mal.

Imaginemos este escenario: Un joven se divierte con sus amigos en una fiesta en la que, por azares del destino, beben en exceso y a algunos les hace gracia difundir por su red social favorita un video hilarante de alguien pasado de copas con el pomposo título de “fulanito en una noche loca”. Dicho video es la comidilla de los amigos por unos días que empiezan a compartirlo con otros amigos, y luego este se vuelve popular entre más y más gente hasta que alcanza un nivel público general (existen muchos ejemplos de esto en años recientes, sobre todo entre celebridades y personajes políticos). Probablemente el video quede rodando unos días como “novedad”, posiblemente después se hable menos del asunto, pero el caso es que el video existe en la red, incluso muchos años después de lo ocurrido. El famoso efecto “rockstar” que tanto afecta la vida pública de los famosos está en marcha.

Quizá fulanito no le importe mucho en ese momento, pero el daño está hecho: quizá alguien lo reconozca en la calle de vez en cuando y haga alguna mofa. Tal vez al momento de buscar trabajo una búsqueda en la red con su nombre aparezca ligado a dicho video y el empleador piense dos veces si desea contratarlo. Quizá años después fulanito cambie de hábitos y deje la bebida, pero su fama le precederá durante muchos más años que si no hubiera sido exhibido en una red social, hasta que dicho video sea olvidado, lo cual puede volver a surgir en un momento poco adecuado, por el poco “sentido de olvido” que caracteriza la información en Internet.

En resumen, las redes sociales son una extensión de nuestra sociedad, afectan la forma en la que convivimos con las personas. Afecta la manera en que las personas nos ven. Y si esto es difícil de digerir para un adulto, piense qué tanto más afectará a un menor que quizá no tenga el tacto ni la experiencia para lidiar con esta vida cada vez más parecida a una estrella de la farándula, que debe cuidar y saber lo que dice y lo que no en un medio que puede ser muy beneficioso, pero que si se usa mal puede ser desastroso para el buen nombre y la fama pública de las personas.

¿A qué edad es adecuado utilizar las redes sociales? A una en la que entendamos claramente las consecuencias de nuestros actos y nuestros dichos. Y siempre debemos supervisar la actividad de nuestros hijos en la red. Los padres o tutores deben tener conciencia y co-responsabilidad de los actos de los hijos, ya que cualquier actividad ilícita de los hijos en este medio es punible para los padres. No podemos ignorar esta realidad y debemos ser conscientes de estos riesgos para el futuro de nuestros hijos.

Espero sus comentarios y sugerencias a este tema y otros que estaré publicando en este sitio.